19 de marzo de 2015

Mediodía en Kesington Park de Javier Sánchez Menéndez



Javier Sánchez Menéndez.
Mediodía en Kensington Park.
La Isla de Siltolá. Sevilla, 2015


"La esencia solo es pura si guardas el silencio"
Mediodía en Kensigton Park ( p.46)

Mediodía en Kesington Park de Javier Sánchez Menéndez, es Javier Sánchez Menéndez en esencia. Es el Sánchez Menéndez de Cádiz y de Moguer, el de su blog: La vida al filo de la espada y el de sus libros de poemas, traducidos por cierto, a varios idiomas.

Hemos tratado la obra y la vida de Javier en varias ocasiones en este blog de Blanca. Aquí y aquí. 

De un tiempo a esta parte en el que se multiplica su producción, el autor reaparece de nuevo, más prolífico que nunca en sus facetas tanto de escritor como de editor. Con un impulso y energía inéditos, y en esta ocasión con un librito delicioso para esta primavera, muy recomendable para perderse en los días de semana santa. No sabría definir si Mediodía en Kesington Park es prosa, poesía o la controversia. Solo sé que se lo recomendaría precisamente a los amantes de la buena poesía en particular y de la literatura en general. 

Sánchez Menéndez observa, se explaya y nos regala unos párrafos exquisitos para los sentidos. Se recrea en las descripciones, en la contradicción entre epítetos creando un propio lenguaje pictórico y más que narrativo, poético, para conducirnos a su locus existencial.  "Es la palabra justa la que conduce al poeta por el camino de la esencia" nos dirá en la página 39... y seguirá diciendo que el cansancio es un estado civil que lleva consigo... 

He disfrutado de esta ¿prosa poética? y he encontrado ecos de Juan Ramón, pero también he encontrado al verdadero poeta que confluye con indolencia entre violines mojados, muertes ocultas y desconciertos. 

Porque Mediodía en Kesington Park, es otra cosa; es un experimento de su autor y es un libro que se antoja para leer, releer y volver a leer. Hay algunas perlas que no puedo resistirme a reproducir para despertar el interés de los amantes del juego lingüístico en esencia, que es palabra-pensamiento en biunívoca simbiosis: 

"La verdad como el hombre, llena el alma de humo" o bien, " El pájaro de hielo ha sacudido el alma dentro de aquella jaula. La que estaba en tu casa, la que tú sostenías"... 

Sinestesias contrapuestas, amarillos de azul profundo, gritos de los árboles en silencio, muchas nubes y pensamientos filosóficos para los lectores más exigentes porque en el fondo, se nos graba en la retina el devenir de la existencia, lo que somos, sentimos, discurrimos, planteamos o escribimos... 

Sería el mundo otra cosa si todos fuésemos capaces de apreciar cuánto puede transmitirnos una nube con forma de poema alejandrino, yo también quisiera ser la novia... (n. de la a.).

Siempre es mediodía... en treinta fragmentos de Vida.

"No busquemos poetas donde nunca los hay, donde nunca existieron. Debes asimilarlo". Eso nos dice el autor al que le faltan palabras en el diccionario...

Blanca Flores Cueto
Desde Cádiz en marzo de 2015




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada